Cómo recuperar el deseo sexual en los hombres

Existen muchas opciones para resolver el problema de la falta de deseo sexual pero es importante tener en cuenta que una buena salud integral, en la que se controla la obesidad y los hábitos nocivos, como el exceso de alcohol y el cigarrillo, es fundamental para mejorar el estado anímico y físico, lo que provocará una sexualidad mucho más placentera.

Añádanos a su red social para mantenerse al día con nuestros consejos de salud:

Consejos para solucionar la baja libido masculina

La testosterona no es la única responsable de la libido en los hombres. De hecho, el deseo se despierta a partir de una interacción física, hormonal y psicológica más complicada. Es por ello que es posible mencionar muchas causas para la falta de deseo sexual. Sin embargo, existen varias opciones para recuperar el deseo sexual, que incluyen algunos métodos naturales, determinados tratamientos terapéuticos o algunos medicamentos.

Cambios en el estilo de vida que pueden despertar la libido

  1. Mantenerse en forma

    El ejercicio moderado, practicado regularmente, ayuda a mejorar el flujo sanguíneo a los órganos sexuales. Además, la obesidad y la grasa abdominal disminuyen la producción de testosterona. De hecho, un estudio realizado en el 2013 demostró que las personas obesas producen un 50% menos de testosterona que las que tienen un peso normal. Existen varios tratamientos para curar la obesidad, pero lo mejor es optar por un abordaje holístico, en el que se tenga en cuenta la dieta y la actividad física. Por otra parte, el ejercicio libera endorfinas, lo que permitirá que la persona se sienta mejor anímicamente y también tiene su impacto en la autoestima, todo lo cual es útil para potenciar el deseo sexual.

  2. Dormir lo suficiente

    Un estudio demostró que después de una semana de dormir tan solo 5 horas por la noche, los niveles de testosterona se redujeron entre un 10% y un 15%. Es importante tener en cuenta que respetar las necesidades del cuerpo y descansar lo suficiente aumenta el rendimiento físico y la libido.

  3. Reducir la ingesta de alcohol

    Si bien beber una copa de vino puede servir para relajar a las personas y sentirse más dispuestas a tener un encuentro íntimo, el exceso de alcohol puede afectar la capacidad de tener una erección y de alcanzar el clímax.

Remedios caseros para solucionar la falta de deseo sexual

  1. Ingerir algunos alimentos “afrodisíacos”

    Si bien no existe una evidencia que compruebe la eficacia de estas sustancias, existen algunos alimentos que son famosos por potenciar la libido. Los chiles, por ejemplo, aumentan la circulación sanguínea, lo que mejora el funcionamiento de los órganos sexuales. Los espárragos y los aguacates son ricos en vitamina E, que ayuda a liberar las hormonas sexuales. Los plátanos aportan potasio, un elemento fundamental para la fortaleza muscular y brindan más energía. El chocolate libera feniletilamina y serotonina, dos sustancias que mejoran el estado anímico y ello puede provocar un aumento en el apetito sexual. También existen algunos remedios caseros que permiten mejorar la potencia masculina, lo que brindará una mayor confianza a la hora de iniciar un encuentro íntimo.

  2. Recurrir a algunos suplementos naturales

    Existen algunos suplementos naturales que pueden activar el deseo sexual del hombre. Entre ellos se destacan:

    • L-Arginina

      Un aminoácido que se convierte en óxido nítrico en el cuerpo y dilata los vasos sanguíneos, mejorando los problemas de disfunción eréctil que generalmente son provocados por la mala circulación sanguínea hacia el pene.

    • Gingko biloba

      este extracto proveniente de las hojas de un árbol originario de la China llamado Ginko,puede mejorar las disfunciones sexuales provocadas por la depresión y por ende estimula la libido.

    • Propionil-L-Carnitina

      Este suplemento es importante para el metabolismo y puede ayudar a que el sildenafilo (Viagra) sea más eficaz en los hombres que padecen de diabetes o de disfunción eréctil. Al mejorar este aspecto, las personas tienden a recuperar la confianza y ello hace que regrese la voluntad de mantener relaciones sexuales.

    Además, existen algunas hierbas y alimentos que es posible utilizar como un sustituto natural para el Viagra, como la zarzaparrilla, la genciana, etc.

  3. Consumir vitaminas

    Las vitaminas A y E, así como los minerales tales como el zinc o el selenio son unos excelentes aliados para producir andrógenos y para mejorar el funcionamiento de los testículos. Es importante consumir una dieta que aporte estas vitaminas o minerales o ingerirlas en forma de suplemento para mejorar la vida sexual.

Métodos psicológicos para despertar el deseo sexual

La pérdida de la libido generalmente tiene entre sus causas un elemento psicológico. Es posible que la ansiedad, la depresión o el estrés estén jugando un papel importante en la situación y es por ello que sería aconsejable realizar determinadas actividades para mejorar el estado anímico tales como:

  1. Control del estrés

    Este desencadena la producción excesiva de una hormona llamada cortisol, que provoca un desequilibrio de todas las demás hormonas, incluyendo las sexuales. El estrés también aumenta la producción de la aromatasa y de la 5-alfa-reductasa, dos enzimas que descomponen la testosterona. Es por ello que para recuperar el apetito sexual es sumamente importante realizar actividades que ayuden a poner el estrés bajo control, como la meditación, el yoga, caminatas, etc.

  2. Aprender algunas técnicas para el manejo de la ansiedad

    Entre estas técnicas se incluyen aprender a respirar profundamente, leer libros de autoayuda, consultar con un profesional para iniciar una terapia o acudir a un grupo de apoyo.

  3. Tratar la depresión

    En el caso de que la pérdida del deseo sexual se deba a una depresión es aconsejable recurrir a un profesional para que determine los mejores tratamientos a seguir, ya que en ocasiones, basta con una terapia y algunos cambios en el comportamiento, como realizar más ejercicio (ya que libera endorfinas), mejorar la alimentación, los patrones de sueño y exponerse más a la luz del sol. En otros casos más agudos será necesario recurrir a determinados medicamentos.

  4. Modificar las actitudes y comportamientos negativos

    También es posible comenzar una Terapia Cognitiva Conductual que puede resultar útil a la hora de modificar los pensamientos negativos y las actitudes que llevan a que se pierda el interés en la intimidad o en cualquier otro tipo de actividad recreativa o deportiva.

  5. Realizar una terapia sexual con la pareja

    Otra opción es comenzar una terapia sexual en pareja para resolver determinados conflictos que pueden estar presentes en la convivencia y para acordar juntos las actividades a realizar para tratar de despertar el deseo nuevamente.

Consultar a un profesional de la salud

Si luego de probar con todos los métodos anteriores no se obtienen resultados positivos lo aconsejable es acudir a un médico para descartar alguna enfermedad subyacente o para obtener una prescripción para corregir algunas condiciones.

En el caso de que el problema sea el nivel de testosterona, el profesional podría indicar parches o inyecciones para regularlo.

Algunos profesionales de la salud también pueden iniciar un tratamiento con medicamentos que aumentan los niveles de dopamina, un neurotransmisor que está estrechamente vinculado con la actividad sexual. Estos tratamientos aún no han sido aprobados por la FDA (La Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense que regula los medicamentos, los cosméticos y los productos comestibles) pero algunos pacientes de Parkinson, tratados con medicamentos para elevar la dopamina reportaron un aumento en su deseo sexual y es por ello que algunos médicos los prescriben para recuperar la libido.

Publicaciones relacionadas
Miel
5 Recetas caseras como alternativa al Viagra
Pareja en el parque
5 ejercicios para vencer la eyaculación precoz
150532387_ea61992d7b_b[1]
12 alternativas naturales para el Viagra
Viagra y Cialis, Tadalafilo y Sildenafilo
Diferencias entre Sildenafilo, Tadalafilo y Vardenafilo
  • Monica Garza

    Me agrada esto!! gracias